wageindicator logo Tusalario.es

Las mejores cláusulas de los convenios colectivos para ayudar a los trabajadores vulnerables de toda la UE - 21-11-2016

En los volátiles mercados laborales europeos, donde la flexibilidad está muy demandada, se debe prestar especial atención a los trabajadores más vulnerables en empleos precarios. Esta es la principal recomendación de una reunión de expertos celebrada en la Universidad de Ámsterdam para concluir un proyecto de dos años centrado en las diferencias salariales entre hombres y mujeres en la UE y en las medidas innovadoras para reducir estas diferencias.

Los trabajadores vulnerables suelen ser mujeres, o pertenecen a minorías étnicas y grupos de migrantes, concluyen los expertos. Estos grupos carecen de perspectivas profesionales, de seguridad laboral y de acuerdos asequibles de cuidado de los niños. Muchos encuentran trabajo temporal solo a través de las agencias de empleo y están limitados a puestos de trabajo de baja cualificación en el comercio minorista, la limpieza y la asistencia fundamentalmente. Sus salarios son los más bajos. Los agotadores horarios de trabajo les dejan poco tiempo para recuperarse, y mucho menos para estudiar después del trabajo. Por si fuese poco, se enfrentan a diferencias salariales estructurales que contribuyen a la perpetuación de su difícil situación. La brecha salarial no se detiene en la división entre hombres y mujeres, también afecta a todas las personas desfavorecidas en el ámbito laboral.

Las condiciones laborales secundarias también revelan diferencias de género

Parte de la investigación llevada a cabo por el equipo del proyecto consistió en un análisis sin precedentes de datos de estudios sobre las condiciones laborales secundarias. Los datos se recopilaron mediante el estudio en línea permanente realizado por la WageIndicator Foundation a través de sus sitios web nacionales en todos los Estados miembros de la UE participantes. Estos datos permitieron realizar un análisis en profundidad de temas tales como las bonificaciones, las prestaciones, la remuneración, la participación en planes de pensiones y de cuidado de los niños o similares. Este análisis se centraba en el género, a saber ¿las diferencias salariales entre hombres y mujeres halladas se reflejan en las condiciones laborales secundarias que prevalecen en el país? El resultado general fue que las condiciones secundarias reflejan en gran medida las diferencias salariales entre hombres y mujeres halladas en cada mercado laboral. Sin embargo, hay algunas excepciones a esta regla, como es el caso particular de Eslovenia y Polonia, donde las mujeres han considerado conveniente en las últimas décadas ir a la par que sus colegas masculinos en términos de estas fuentes adicionales de ingresos, tanto monetarias como de otro tipo.

Mejores prácticas empresariales internacionales

Una de las soluciones encontradas por los expertos fue que los negociadores sindicales de toda Europa podrían intercambiar cláusulas de los convenios colectivos que pactasen con los empleadores. Este intercambio de mejores prácticas podría mejorar la eficacia de su trabajo en defensa de los grupos más vulnerables en particular. Una de las mejores prácticas destacadas sería incluir en cada convenio colectivo una cláusula de seguimiento sobre la aplicación de medidas específicas en los contratos, la remuneración, la promoción, la información, la certificación laboral y la corresponsabilidad en el cuidado de los niños. Un plan de supervisión de la aplicación de estas cláusulas, controlado conjuntamente por el sindicato y el departamento de recursos humanos de la empresa, es ya una mejor práctica probada en algunos sectores. El informe final del proyecto de la brecha salarial entre hombres y mujeres incluye una lista de más cláusulas de mejores prácticas de los Estados miembros de la UE.

Base de datos para facilitar el préstamo de mejores cláusulas

WageIndicator, un participante del proyecto de la brecha salarial entre hombres y mujeres, del cual se presentan aquí los principales resultados, inició y elaboró en los últimos años una base de datos de convenios colectivos. En la actualidad contiene cláusulas anotadas, es decir, fácilmente recuperables, de unos 700 convenios colectivos y una amplia variedad de sectores y países. Se puede acceder gratuitamente a la base de datos a través de sus sitios web nacionales y, por lo tanto, es fácil de consultar por los negociadores de los empleadores y las organizaciones de empleados. En ella se pueden encontrar las cláusulas y mejores prácticas mencionadas anteriormente. Es la política de WageIndicator seguir ampliando, enriqueciendo y detallando esta base de datos de convenios colectivos para que puedan consultarla gratuitamente todos aquellos que puedan estar interesados. WageIndicator invita a todas las partes interesadas a aportar a su base de datos los convenios que firmen.

El grupo de expertos estaba integrado por la Universidad de Ámsterdam, Wageindicator, la Confederación Holandesa de Sindicatos (FNV), CCOO Servicios en España y MSZOZ en Hungría.

Enlace a un ejemplo de mejores cláusulas en convenios colectivos, con un enfoque en las mujeres, la brecha salarial de género los acuerdos de cuidado de los niños.

¿En qué consiste el proyecto de la Brecha salarial de género WITA?

With Innovative Tools Against Gender Pay Gap – WITA GPG (enero 2015 - diciembre 2016) tiene como objetivo hacer una contribución significativa a la reducción de la gran y persistente brecha salarial de género, empleando herramientas innovadoras contra la brecha salarial de género. Esto es posible gracias al programa PROGRESS de la Comisión Europea, subvención de acción Nº 4000004929. Una de las actividades consiste en comparar los salarios de hombres y mujeres al nivel de los grupos ocupacionales y publicar los resultados en los sitios web nacionales de WageIndicator de los 28 Estados miembros de la UE y Turquía, así como su difusión a través de comunicados de prensa.

Más información sobre el proyecto WITA